Nuestro PEQUEÑO homenaje a una GRAN familia.

Tanto para mi como para Mónica la llegada a Barcelona no podía haber sido mejor, fuimos a caer al regazo de una gran familia, Los Iglesias, como se les conoce en la ciudad. Si los hermanos Adriá nos enseñaron a entender la cocina, los hermanos Iglesias no han enseñado a entender que ser jefe es algo más.

Desde el 4 de Febrero de 2015 hasta el día de hoy, Borja, con el que hemos trabajado codo con codo y sigo haciéndolo, ha sabido admirar, apreciar y resaltar todas y cada una de nuestras virtudes, así como respetar y esconder nuestros defectos, consiguiendo que estos sean minúsculos. Tanto Juan Carlos como Pedro, cada uno en su lugar, nos han demostrado respeto y admiración por nuestro trabajo y nuestras formas de hacer.

Sin olvidar a Cándido y a Pura. 

Fundadores de todo y de todos, que han tenido la sensibilidad de hacernos sentir como en casa. Muchas gracias a los dos.

En especial: Mª José, Monserrat y Merçe en administración, con todas sus chicas. Ever y Liberio, en cocina ,junto a sus cocineros. Los Pacos, Rashid y Toni, con sus chicos de sala. Los chicos de Bellavista, y a todos los espartanos que por allí han pasado. Guille, Pablo y Dani, la nueva generación.

Todos y cada uno de ellos han conseguido que nos sintamos orgullosos de seguir perteneciendo a esta gran familia. Muchas gracias Esto no es una despedida, es un agradecimiento en publico. Nuestro PEQUEÑO homenaje a una GRAN familia
X